Rotura de la Bolsa Amniótica

Rotura de Membranas Amnióticas

         Cuando el líquido amniótico que se encuentra dentro de la bolsa sale al exterior se considera que las membranas se han roto. A este hecho se le conoce como Rotura de Membranas o Rotura de la Bolsa amniótica.

          Uno de los aspectos mas importantes a tener en cuenta es el momento de rotura. Teniendo esto presente, podemos diferenciar varios tipos:

  1. Rotura prematura: Podemos considerar que la rotura prematura se produce cuando el parto no se ha iniciado, es decir, se rompe la bolsa pero la mujer no tiene contracciones. Mas adelante explicaremos que ocurre en este caso.
  2. Rotura precoz: Se considera rotura precoz de la bolsa cuando se produce durante el trabajo de parto. Se considera que la mujer esta en trabajo de parto cuando tiene 2-3cm de dilatación, cuello borrado y contracciones regulares.
  3. Rotura tempestiva: Se considera rotura tempestiva cuando la bolsa se rompe en la fase de expulsivo, es decir, la mujer esta con 10cm de dilatación.
  4. Rotura tras el parto: Se considera rotura posparto cuando se rompe la bolsa con la salida del bebé o tras la salida del mismo. Este tipo de partos son raros de ver y se conocen con el nombre de “partos velados”.

         Atendiendo a otro tipo de clasificación, la rotura de la bolsa amniótica puede ser:

  1. REM.- Rotura espontánea de membranas. La bolsa se rompe de manera espontánea, sin intervención sanitaria.
  2. RAM.- Rotura artificial de membranas. La bolsa se rompe artificialmente por personal sanitario cualificado. Se rompe por medio de un tacto vaginal y se utiliza una lanceta.

¿Como se que he roto la bolsa?

          La rotura de la bolsa generalmente va seguida de una pérdida importante de líquido amniótico. Este líquido sale al exterior por la vagina y la mujer se nota mojada.  Hay veces, que la rotura no es muy evidente porque la bolsa se ha fisurado y la salida de líquido es muy poca. En muchas ocasiones, se puede confundir con orina o con flujo vaginal.

          Es importante saber diferenciar el líquido amniótico para saber si tenemos o no que irnos al hospital (en caso de que el parto no sea en domicilio). Estos son algunos consejos para diferenciarlo:

El líquido amniótico no huele, a diferencia de la orina que si. Puedes utilizar una compresa o un paño oscuro y colocarlo a modo de compresa. Cuando lo notes mojado lo hueles. Si no tiene mucho olor o dudas, puedes planchar el paño. Esto aumentará el olor en caso de que sea orina. Si no huele, puede ser líquido amniótico.

Al final del embarazo es normal que el flujo vaginal cambie. En muchas ocasiones se vuelve mucho mas fluido. Es importante saber diferenciar el líquido del flujo vaginal. Podemos utilizar la maniobra de vasalva, que consiste en aumentar la presión abdominal. Con el aumento de esta presión, el líquido amniótico se escapa por la vagina. Para aumentar esta presión solo hay que toser fuerte o realizar algún esfuerzo en el que retengamos la respiración.

He roto la bolsa, ¿y ahora que?

          La rotura de la bolsa tiene importancia en el caso en que el parto no se haya iniciado, es decir, en la rotura prematura de membranas. En la rotura precoz o rotura tempestiva, al romper la bolsa se continúa el parto hasta su final.

          Si rompes la bolsa en casa y no tienes contracciones podemos diferenciar varios caminos:

El líquido amniótico es claro: Todo es correcto. Se suele recomendar que toméis una ducha de agua caliente, comáis algo y en las 2h siguientes os vayáis al hospital. Es importante conocer los protocolos del hospital al que vais a parir, ya que, como norma general en las primeras 12h de rotura de bolsa no se realiza ninguna actividad, mas que un monitor o registro del bebé. Tras las primeras 12h, la mayoría de hospitales comienzan con la profilaxis antibiótica y algunos comienzan con la inducción de parto. Hay otros hospitales en los que la inducción de parto comienza a las 24h de rotura de membranas. Con esto quiero decir que si rompes la bolsa a las 2am y vas al hospital, lo único que vas a conseguir pasar una noche en vela y mal dormir en una cama de hospital. No existe ningún riesgo si esperas en casa esas primeras 12h.

El líquido amniótico es verde: Esto indica que el bebé se ha hecho caca dentro de la bolsa. Se conoce como el líquido teñido de meconio. Este hecho NO ES INDICATIVO  DE CESÁREA, pero si es normal que se controle un poco mas exhaustivamente el progreso del parto y el bienestar del bebé. Si al romper la bolsa el líquido es verde, es indicación de ir al hospital.

El líquido amniótico es rojo: El líquido rojo suele indicar que se ha mezclado con sangre. Es importante saber de donde viene esa sangre. Generalmente la sangre proviene del cuello del útero que ha empezado a dilatar y se ha roto algún vaso. En muy raras ocasiones, la placenta se desprende antes de tiempo. En este caso, el líquido no estaría mezclado con sangre, sino que tendríamos una hemorragia importante por la vagina.

Situaciones Cotidianas – Ejemplos prácticos

          Imaginemos que rompo la bolsa y el líquido es claro. Decido quedarme en casa a la espera de que comiencen las contracciones. Voy a esperar las primeras 12h, ya que en el hospital no me van a hacer nada en el caso de que decida irme. Como signo importante de alarma:

  1. Tengo que controlar la fiebre. Tomar la temperatura un par de veces al día es suficiente. Si la temperatura sube +38º es importante ir al hospital.
  2. Líquido amniótico. El bebé no se queda sin líquido amniótico, ya que es él quien lo produce. No existe el parto seco, aunque bajo nuestra percepción sea una gran cantidad de líquido la que sale.

          Si todo lo anterior es normal, puedo esperar en casa las primeras 12h. Si tras este periodo no tengo contracciones y todo lo anterior continúa sin cambios, puedo esperar en casa mas tiempo. Si no hay fiebre no hay signos de infección, por lo que no es necesario el uso de antibióticos (se ponen por prevención). Puedo esperar si no deseo la inducción de parto. Algo que suelo recomendar a las mujeres en esta situación es que cuando lleguen al hospital después de estas primeras 12-24h de bolsa rota en su casa es que “mientan” en relación a la hora en la que han roto la bolsa. Si al llegar al hospital digo que la he roto hace una hora, en el hospital comienzan a contar las horas a partir de ahí, con lo que habremos ganado tiempo para evitar la inducción y ya estamos mas controladas en el hospital (en el caso de que estuvieras nerviosa).

          La mejor forma de comprobar el bienestar del bebé es escuchando los latidos del corazón. Para ello puedes ponerte en contacto con una matrona que acuda a tu domicilio, te escuche, te tranquilice, te relaje y te aporte recursos para que se inicien las contracciones y el parto de manera natural y fisiológica. De esta forma evitarás la inducción química de parto.

         En otras entradas explicaremos métodos naturales de inducción de parto para evitar la inducción química, acelerar la dilatación, anestesiar nuestro cuerpo y vivir un parto placentero y relajante de forma natural.

Si tienes alguna duda, quieres mas información o deseas una consulta privada: 678315500. juliofild@hotmail.com. Julio Lebrón – Tu otro matrón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: