¿Y si no me pongo de parto? ¿Y si me quieren provocar el parto? ¿Que puedo hacer?

Inducción por gestación prolongada

     Aunque hay otros motivos para provocar el parto, la inducción por gestación prolongada suele ser un motivo en el que la gestante y el bebé se encuentran en perfecto estado de salud. La razón para inducir se basa en que la mujer “se pasa de fecha”, es decir, se induce por no esperar o no darle tiempo a que el parto se desencadene de forma natural. En la consulta puede que os digan que el riesgo de que el bebé tenga problemas se multiplica por tres a partir de la semana 41+3 días. Debéis saber que este riesgo triplicado pasa de 1 por mil a 3 por mil, es decir, un riesgo muy bajo y casi despreciable, si todo esta bien.

         Empecemos por lo mas básico. Un embarazo se considera a término a partir de la semana 37 y hasta la semana 42. Esto quiere decir que es tan normal nacer al inicio de estas cinco semanas como al final.

         La fecha de tu última regla (FUR) es la fecha  desde la que se parte para contar las semanas de embarazo. En un ciclo menstrual de 28 días, se considera que la ovulación se produce en el día 14, dos semanas después de FUR. Estas dos semanas que se cuentan al inicio del embarazo son las dos semanas que se agregan después de la fecha probable de parto (FPP).

         Cuando va llegando la FPP todas las gestante son citadas en la consulta de alto riesgo. Allí os realizaran una ecografía y un registro cardiotocográfico (RCTG). Con la ecografía se valora el crecimiento fetal, la placenta y la cantidad de líquido amniótico principalmente. Con el RCTG se valora las contracciones y estado de bienestar del bebé. Si todas estas pruebas son normales se cita a la mujer para una próxima visita.

         Si llegas a la consulta en la que sobrepasas la semana 41 de embarazo, seguramente en la consulta el ginecólogo te proponga la inducción de parto. Dependiendo del hospital, la inducción se programa en la semana 41+3 días o en la semana 41+5. Te pedirán que traigas todos los informes que tengas y que entres por urgencias el día señalada.

        A partir de aquí podemos diferenciar dos caminos, dependiendo de si nos encontramos en un hospital público o privado. En un hospital público la inducción puede durar hasta tres días. Mientras que en un hospital privado la inducción solo dura un día. La diferencia se encuentra en la persona que os atiende. En el privado el ginecólogo que te ha llevado el embarazo es el que te cita en el hospital para la inducción un día que se encuentre de guardia, por tanto, el parto durará el tiempo que este de guardia. Si en ese día la mujer no consigue el parto se realiza una cesárea. Ese día no tiene porque coincidir con las semanas a las que nos referíamos anteriormente. Es importante tener presente que las vacaciones, las fiestas, los puentes, etc. no son motivo de inducción. En un hospital público esto no ocurre, por lo que el intento por conseguir un parto se amplia mucho mas.

Métodos de inducción

Sin entrar en muchos detalles, los métodos de inducción son los siguientes:

  • Propess.– Esta es la marca comercial de una tira “como un tampax” (así os lo explicarán) que se introduce en la vagina y se coloca en el cuello del útero, dejando por fuera una especie de hilo para su extracción. Se deja colocado durante 12horas y va liberando hormonas que tienen como finalidad reblandecer el cuello del útero para provocar contracciones y desencadenar el parto. Si no funciona, al día siguiente se puede repetir el tratamiento. Si aún así no da resultado, el tercer día se comienza con oxitocina intravenosa.
  • Misofar.- Es la marca comercial de las pastillas. Estas pastillas que se deshacen con facilidad se colocan vía vaginal en el cuello del útero. Su finalidad es básicamente igual que el propess. A lo largo del día hay que repetir la dosis de la medicación según vaya arrancando el parto o no.
  • Oxitocina.- Es la hormona que produce contracciones. Se administra por vía intravenosa. Se busca provocar contracciones para conseguir el inicio de la dilatación. La oxitocina se suele utilizar el tercer día de inducción si los otros métodos no han tenido éxito. No obstante, el método de elección siempre va a depende de las condiciones del cuello del útero a la hora de inducir, el bienestar de feto, etc.
Métodos naturales de inducir el parto

     En mi experiencia, el método estrella de inducir el parto de forma natural es la medicina tradicional china y la acupuntura. Aunque no puedo decir que tenga una experiencia de miles de casos, si puedo decir que hasta ahora, el 90% de las mujeres que reciben un tratamiento con medicina china y acupuntura inician el parto antes de la inducción.

¿Que se hace en la consulta?

  1. Diagnóstico de bienestar fetal y de la madre. Escuchar la frecuencia cardíaca fetal.
  2. Aplicación de agujas en puntos específicos. Como puntos básicos se puntura:
    1. Ig4
    2. E36
    3. B6
    4. H3
  3. Tonificación de agujas y masaje  estimulando otros puntos.
  4. Comprobar el bienestar fetal y de la madre.

         Generalmente con dos o tres sesiones es mas que suficiente para que se inicie el parto. No obstante hay que diferencias el tipo de consulta. La situación ideal es preparar el parto con acupuntura. Para ello, a partir de la semana 38 realizaremos una sesión por semana. De esta forma nos evitamos la inducción por gestación prolongada. La situación cambia cuando tenemos fecha para la inducción y necesitamos programar dos o tres sesiones antes de la misma. Estas sesiones se estimulan y tonifican los puntos para conseguir el inicio de parto con mayor rapidez.

Otros métodos naturales y caseros inducir mi parto
  • Sexo con orgasmo.- La práctica del coito en las semanas de finales del embarazo provoca contracciones debido  a la descarga de oxitocina que se produce con el orgasmo. Además, el semen masculino tiene una hormona llamada prostaglandinas que es la misma que se utiliza en los métodos farmacológicos que hemos descrito anteriormente. Esta hormona puede ablandar el cuello del útero y desencadenar el parto.
  • Homeopatía.- Existen remedios para mejorar las contracciones y hacerlas mas efectivas, para preparar el músculo del útero para las contracciones y para preparar el cuello del útero para el parto, mejorando y acelerando la dilatación.
  • Hoja de frambuesa, canela, etc.- Existen alimentos o infusiones con propiedades úterotónicas. Aunque no tiene mucha evidencia científica, si es verdad que muchas mujeres cuentan bajo su experiencia los beneficios de estas plantas. No obstante no tienen efectos secundarios ni contraindicaciones en la semana de embarazo en la que las vamos a consumir.

Si necesitas mas información o deseas una consulta para conocer esta y otras terapias, ponte en contacto conmigo. Julio Lebrón – Tu otro Matrón. 678315500. juliofild@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: