Testimonios

Melisa GH

Anestesiar tu cuerpo con tu mente es sorprendentemente posible. Aunque no tuve un parto totalmente sin dolor, usando las técnicas del parto placentero me ayudó mucho para eliminar los dolores de las contracciones y aliviar los dolores posparto. Pude parir sin epidural como quería. Disfrute mucho  de mi embarazo en gran parte gracias a las clases de yoga bien estructuras, informativas, divertidas y prácticas. Se trató de la preparación física necesaria para el parto y una oportunidad de aclarar todas  mis dudas y afrontar miedos.


Lola R.M.

Estaba de 33 semanas cuando mi doula me dijo que para que mi bebé se diera la vuelta podíamos probar con la moxibustión y que muy cerca de mi casa había un matrón que nos podía enseñar la técnica. Así fue como conocí a Julio (y como mi bebé se dio la vuelta). Julio no solo nos enseño la técnica a mi marido y a mi, sino que escuchó nuestras dudas, inquietudes y miedo de cara al parto y los resolvió y mitigó desde su experiencia como matrón y como padre. Como me gustó mucho la tranquilidad con la que transmitía, me apunté a sus clases de piloga para embarazadas y aquí conocí a otras mujeres con las que ahora mantengo una bonita amistad y me han ayudado (y ayudan) a superar momentos difíciles del posparto. También fue Julio quien me hablo del Método Norbel, técnica gracias a la cual fui capaz de dar a luz sin epidural y desde la mas completa tranquilidad y confianza en mi misma.

Tanto aprecio y confianza tengo en Julio que también decidí hacer las clases de posparto con él. Son unas clases que me traen paz, por la tranquilidad del ambiente y del propio Julio, a la vez que hacemos ejercicios hipopresivos que son esenciales para la recuperación de nuestro cuerpo tras el parto. En definitiva, para mi, conocer a Julio fue uno de los reglaos que trajo consigo mi embarazo tanto a nivel personal como profesional y no puedo mas que recomendarlo a todas las familias que esperen un bebé o se estén recuperando de un parto.


Pilar B C

Julio es un gran profesional, además de gran persona. Acudí a él para dar clases de piloga en mi embarazo y es lo mejor q pude hacer. Me adapto hasta el horario xa q pudiera ir, y te enseña muchísimas cosas desde el minuto 1,del embarazo, del parto, y del posparto, dedicándose siempre TODO su tiempo con mucho cariño, sin prisa. Además da talleres de diversos temas relacionados con el embarazo y el bebé, que vienen muy bien. Conoces a otras mamás en tu misma situación, que ayuda mucho en estos momentos tan bonitos y difíciles a la vez. Muchas gracias Julio por seguir ahí para cualquier duda.


Raquel LM

Sin duda la mejor decisión que tome desde el principio de mi embarazo. Comencé apuntándome a las clases de PILOGA y éstas se convirtieron en la mejor preparación al parto (física y mental) que toda embarazada pudiera desear. Sin olvidar todo el conocimiento que nos transmite no solo en las clases, sino también en los distintos talleres de posparto, primero auxilios (muy interesante cuando empiezas con el blw), que realiza de manera gratuita y periódica. En definitiva, todo un acierto. Y para las mamás en el posparto, contamos con unas fantásticas clases que combinan hipopresivos con yoga, y aún le queda tiempo para resolver dudas que nos surgen en estos meses. Totalmente recomendable sea cual sea tus necesidades.


Rebeca B.B.

Julio es un gran profesional. Da unas clases de yoga geniales para embarazadas. Y siempre está dispuesto a resolverte dudas sobre el embarazo y postparto. Además está muy actualizado y eso hay que valorarlo. A ver si mi bebé me deja un pelín de tiempo y pruebo las clases de hipopresivos.